Foto Obra Fernando

Fernando Palma Rodríguez

In ihcuac ye tlatoquizpan ye axihua inic ye tlatocoz (Cuando ya se llega la siembra, se va y se siembra)

(2015)

Video


Huehuecoyotl o “coyote viejo” es el dios del destino, de la danza y de los deseos mundanos de la cosmogonía Mesoamericana que, aunque olvidado por la sociedad moderna, no ha dejado de tener vigencia en nuestro tiempo. Fernando Palma encarna esta entidad del pasado para invocar las raíces culturales del mundo indígena y las tradiciones de la antigüedad prehispánica. Huehuecoyotl es también una manifestación entre otras, del fuego, substancia purificadora que arde en el fogón indígena o en la maquina tortilladora para preparar el alimento primordial de los hombres de América Indígena. Alimento vital expresado en la frase Nahuatl, “Teocintli Tonacayotl” Maíz divino, nuestra carne.